MIS ÚLTIMAS 72 HORAS (IV) MIÉRCOLES SANGRIENTO

bloody_hands_by_strictlydisobedient-d656slh (1)

bloody_hands_by_strictlydisobedient-d656slh

MIS ÚLTIMAS 72 HORAS (IV)  – MIÉRCOLES SANGRIENTO

Miércoles, 29 de marzo, 2017 – 21:10 aproximadamente.

Continuando con la historia, de este miércoles fatal, terminado mi trabajo, a casita me iba ya. Aunque en el bus voy yo sola, ningun percance me alcanza, y ya vislumbrio la paz de mi hogar en lontananza.  

Pero mi Karma es mi Karma, y hoy… me toca un  Mal Karma…  

Bajo del bus, voy al tren, y veo que el andén, vacío de gente se halla. Acabo de perder el tren, mala suerte donde la haya…

Me dirijo a un banco, cercano al primer vagón, que cerquita ya me deja de las escaleras de mi estación. Me dispongo a sentarme, mas en haciendo  el gesto, un borracho se abalanza sobre mí, el brazo me agarra,  retorciendo mi muñeca – la que herida ya tenia, como por la ley de Murphy, así siempre debe ser –

¡Menudo susto me llevo!

El tipo se empecina en forzarme a levantarme, y por la fuerza arrastrarme allende, quién sabe a dónde, con sus pegajosas manos…

¿Pegajosas? ¡No, SANGRANDO! Yo, aterrada, en sus garras, trato, claro, de zafarme, salir por piernas corriendo, del tipo loco alejarme. Apesta a alcohol un huevo, pero sujeta, no puedo, y apenas  he conseguido de él un poco alejarme, porque aun con borrachera, su fuerza y su corpulencia triplican la mía, sin duda, pues me lleva dos cabezas  como poco. No es gordo, sólo  más grande, que yo, y más beligerante.

El caso es que me resisto, aterrada y nerviosa, al verle yo tanta sangre. Él me sujeta con fuerza, retorciendo mi muñeca – la que ya herida tengo -, al tiempo que, agresivo, me conmina a acompañarle al otro lado del banco – el que da a la vía opuesta, justo a la mía.

Yo, que nerviosa ya estaba, por la mañanita chunga, pienso, sólo me faltaba que un loco me dé la murga. El tipo me hace daño, y no puedo desasirme, así que medio me arrastra, al banco en que se sentaba. Está perdido de sangre, justo en medio del asiento, y el suelo de gris granito aparece salpicado de gruesas gotas sangrientas deviniendo en riachuelos.

blood-dropping-onto-floor-drops-69318346

Asqueada, asustada, me resisto sin poderlo evitar, al tiempo que trato de hallar de dónde la sangre mana, con la idea de llamar al 112 si logro que me suelte para sacar mi móvil y dar el aviso urgente, como buena ciudadana. Le pregunto si se hirió, si alguien le apuñaló, o si su uña mordió, dejándosela hecha cisco, aunque no, no veo yo, que éste sea el caso.

El tipo ni me escucha, y beodo, porfiando, farfulla, con gran enfado,

“¡Que me dé la mano pido, sssheñora! Sshe lo pido porr faab.. bbor… que quiero que sshea tessstigo… de la sshangre de mish manossh! ¡Mire, mire, mire el banco! ¡Mire el ssshuelo, ensshangrentado!”

Aunque aún amedrentada, pienso que tal vez es cierto, que no quiere ni robarme, ni pegarme… (mejor la alternativa, no quiero ni imaginarla, no fuese a darle ideas, si se le cruzan los cables…)

¿O quizás es una víctima y està desesperado, además de algo bebido? ¿O acaso le han drogado?

Como escritora en ciernes, y ávida lectora que soy de misterios, thrillers, dramas… mi imaginación se dispara.

¿Y si le han apuñalado?

No puedo verle una herida, aunque el brazo lo tiene, ensangrentado sin duda.

Temerosa, le pregunto,

“¿Acaso le han atacado? ¿Estuvo en una pelea? ¿Se ha herido con un hierro? ¿O se ha mordido el repelón de la uña del dedo corazón? ¿Llamo a la policia? ¿Necesita una ambulancia?”

Pues tuve esa impresión, pero no lo vi así, y yo en eso soy experta, pues de morderme las uñas, casi no me queda nada, pero jamás sangré yo de esa exagerada manera.

Su mano derecha le sangra, la izquierda está manchada por contacto con la otra, creo yo en ese momento. Vale,  trato de ayudarle, pero erre que erre, no me suelta, ni para llamar a urgencias, ni para verle la herida. Es más, se me violenta, porque al tratar de soltarme para usal el móvil protesta.

“¿No quiere darme la mano, ssheññora? ¿Por qué no quiere darme la mano?”, me grita al oído, poniéndose más agresivo.

Temo que me de un mamporro, y con un doloroso tirón, soltarme  ya he conseguido, golpeando mi  muñeca herida (cómo no)  con el borde del banco.

Joder, que no hay cobertura en esta estación, recuerdo.

sos

Por suerte hay un SOS cerca, pero el tipo me vuelve a atrapar dando un tirón a mi mano derecha con tal fuerza que casi me descalabra el hombro, yo casi caigo, y el me agarra, tozudo, clavando sus duros dedos en mi antebrazo derecho, y no puedo esquivarle. Cabreada lo indecible, si aun herido, fuerza tiene para lastimar mis brazos, que rotos ya tuve antes, me la suda si està herido, me està asustando ahora…

Le suelto una patada, y consigo escaparme. Llego al SOS, y lo activo, tratando de ver si alguien más puede ayudarme. El andén està desierto, salvo por un par de estudiantes al otro extremo, que absortos en lo suyo, de nada se han enterado al parecer… No serà porque no grite…

Ssshólo quiero que me dé la mmmano, coño, mire que ya me kabreo, sheñora, joder, por fffabbbor… por sshi me passahra algo… sea testigo de mis shangre…”

“Que no me da la gana! ¡Si no me dice por qué sangra, déjeme! ¡SUELTE MI MANO! ¡QUE LE DIGO QUE ME SUELTE! ¡SI NO, NO PUEDO AYUDARLE!”

A éstas, yo venga llamar al SOS de las narices, que hasta cuatro veces suena el mensaje pregrabado de que permanezca a la espera, en trilingüe. Finjo estar informando, alterada  – sólo al contestador.

Llega entonces el tren que va en dirección opuesta al que tengo que coger. El tipo al verme hablar con el SOS se escabulle y entra raudo en un vagón… Y yo, sigo esperando. Y ahora me duelen los brazos. Desesperada por fin de su trilingüe mensaje . catalán, castellano, inglés… – cabreada yo les grito que cuando llegue mi tren, yo me largo y a la mierda, y se lo digo en catalán, castellano, inglés, francés y alemán, para que bien se enteren, con sarcasmo y pitorreo, remedando su mensaje.

Por fin contestan, pardiez, apenas tres minutillos antes de que mi tren llegue. Con rapidez les informo de mi doliente transtorno. Dicen que ya enviaran alguien a la pròxima estacion.

“¿Llamar a la policía? ¡No, pa qué,…! Señora, eh, tranquilíceseme usté, si quiere tambien enviamos a alquin pa que se calme…”

¡Al igual que yo me espero, perdiendo mi tren ahora! ¡Manda cojones…! ¡Me voy a casa, joder!

Entra mi tren, yo  me voy, llego a casa hecha un flan, nerviosa, muy dolorida… La muñeca retorcida, se me ha hinchado como un globo, y al ducharme, moretones tengo en el antebrazo, de fuerte que me apretó, aunque no me violó, ni me robó el monedero, tan solo me obligó a ver su sangre primero, utilizando la fuerza para forzarme a hacerlo. Al principio yo temia que fuese a enseñarme su tririla, mas luego, gracias a Dios, no fue así, y sólo su sangre vi.

Mis manos y mi chaqueta, ensangrentadas quedaron cuando el tipo me agarró.

Vaya un miércoles sangriento…. ¿Lo denuncio por si acaso? Me hizo daño, el desgraciado… ¿Pero por qué así sangraba? ¿Alguien le ha apuñalado? ¿Ha sido en una pelea?  ¿Un ajuste de cuentas? ¿Tal vez se lo ha autoinfligido? ¿Ha matado a alguien? ¿Acaso intentaron matarle? ¿Concierne a la policía? ¿Qué hago? Nena, mejor tu imaginación frena….

Mi marido me recomienda, que vaya a la policía. Yo tengo mis dudas, sí, porque no sé si es delito, que te fuercen a hacer algo contra tu voluntad, cuando no te han pegado, violado o robado, sólo te han coaccionado, por la fuerza bruta a hacer algo que no querías. Eso, por lo que a mí concierne. Pero como no sé de leyes, tal vez en comisaría me lo aclaren amablemente. Por si acaso, debo ir, aunque me da repelús…

(¿Cuándo cojones aprenderé a fiarme de mi instinto?)

¿Y si su sangre no es suya, sino de alguien que no està? ¿Acaso es un asesino? ¿O alguien le hirió a él? Yo soy profe, no detective, que lo resuelva la poli….

Pero en la cama esta noche, no he podido pegar ojo, recordando su fiereza, gritándome que mirase, retorciendo mi muñeca, tironeando mi hombro. Considero esto maltrato, me la suda la razón. No soporto hacer nada bajo puta coacción. Cuestión de principios, vaya. ¿Pues conmigo se va a atrever, sólo por ser yo mujer?

No sé cual fue su intención, si pegarme o conminarme a hacer lo que él quiso, aunque afortunadamente para mí, el incidente no fue grave como pudo haber sido, y si queréis, hasta nimio.

mystery-murder

Pero el cabrón no contestó ninguna de mis preguntas, referentes a cómo se hirió, y qué quería decir “si algo le pasaba“. ¿Acaso esperaba morir, tal vez asesinado al salir del tren allà a donde fuere? ¿No sería esto razón de llamar a la policía, si por su vida temía? ¿Y a una ambulancia, para curarle la herida, que por cierto no la vi, y no sé si la tenia, o la sangre era de otro?

¡Vale que iba borracho, y no era coherente, pero no fuerces a nadie, y deja que te ayuden, jolines!

Y que conste que el dialogo así sucedió más o menos, que recuerde, nada sobre la marcha invento aunque haya quienes digan que fabulo, que invento, que todo esto es un cuento.

El caso es que cabreada, un buen rato yo lo estaba, amén de intrigadilla. por aquella pesadilla. Mi incipiente carrera de escritora en ciernes vio un buen principio de libro basado en hechos reales, pues el dolor no alucino, ni el ataque de ansiedad que me dio por el camino de la estación a mi casa, a pesar del inicial susto y el dolor del percance, que, en otro orden de cosas, violencia de género o no, agresivo resultó, pues él me podía a mi, que ya estoy pa jubilarme (en siete añitos de ná…).

No soporto que me toquen, y menos que me conminen, pues para eso no hay razón. Para mí la borrachera no justifica nada, antes lo agrava, pues no disculpo que uno, agreda física y / o verbalmente a nadie, viole, mate, golpee o fuerce a terceras partes contra su voluntad, ni aun por una nimiedad, con la excusa de estar flipao por drogas o alcohol. Sí, debo ser bipolar, pues una parte de mí estaba aterrorizada, mientras que otra mitad, en todo eso elucubraba.

Y no. no pude dormir.

estascibuit.JPG

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

NAUGHTY KARMA: KARMAMICON II (ENGLISH)

A NON-FICTION blog where “truth is stranger than fiction”, expressing pent-up feelings at will, freedom of speech invoked, with literary sarcasm, irony, satire, acerbic humor and criticism, depicting how weird karma keeps life far from being boring, through some spicy real life anecdotes. - WARNING: Author may include adult themes, explicit situations and strong language. Don't read if easily offended.

simple Ula

I want to be rich. Rich in love, rich in health, rich in laughter, rich in adventure and rich in knowledge. You?

Mis Americas

Anécdotas y comentarios donde "la realidad supera a la ficción" , desfogando libre expresión, no aptos para menores, con sarcasmo literario, insólito anecdotario.

Cinezin

El cine, un fragmento de la vida

elmejorviajedelmundo

fuimos sedentarios, somos nómadas.

El templo de Salomón

Describir la tragicomedia de la vida y comparaciones.

XIBALNETA

calaix de sastre en català per al meu plaer d'escriure

RAPSODÍADA

Fragmentos de ficcion propia en verso y en prosa,

AVIESO KARMA: KARMAMICON I ESPAÑOL

Anécdotas y comentarios donde "la realidad supera a la ficción" , desfogando libre expresión, no aptos para menores, con sarcasmo literario, insólito anecdotario.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: