Prematura Extremaunción (Cualquiera Puede Equivocarse…)

Continuando con mi historia anterior, tras el susto de la no-sonámbula del hospital, a la mañana siguiente, dormitaba yo plácidamente, cuando de súbito, siento una oscura presencia sobre mi cabeza, y un murmullo susurrante que me suena a…

¿Latín? ¿Me ha llevado mi mal Karma a la antigua Roma por algún fortuito azar? Nena, estás soñando, no es más que una de tus coloridas pesadillas… (sí, hasta en sueños sueño historias, a veces…)

extremauncio2

Una pálida mano se acerca a mi frente mientras lucho por despejar las telarañas de mi mente, mi mano libre de viales buscando mis gafas para ver quién me despierta tan bruscamente, al tiempo que, sobresaltada, pego un brinco en mi cama, sobresaltando a mi vez al dueño de la mano intrusa…

… Mano que en este preciso momento se disponía a ungir mi frente con el óleo o lo que sea que el ritual católico tiene previsto para enfermos terminales en su lecho de muerte… Sin haberlo yo solicitado, que aun cuando fuese, tempóribus illis, educada en el más estricto catolicismo, las circunstancias de la vida me han llevado por otros derroteros que tal vez ahora no vienen al caso, o tal vez sí –  pues, años ha, rompí mis cadenas tradicionalistas más papistas que el Papa y me volví, si no atea, sí agnóstica, en todo caso, y ni en sueños se me ocurriría pedir voluntariamente el viático, mucho menos hallándome en plena y satisfactoria recuperación tras una larga operación que fue viento en popa a toda vela, según mi cirujano.

Ergo,  ¿Qué narices hacía un cura no invitado en mi habitación, dándome la extremaunción, sin hallarme yo en peligro de muerte para nada, tras una agitada noche con una anciana loca?

Tate

– Perdone, Padre, pero creo que se ha equivocado de paciente… Yo no he solicitado sus servicios, ni tampoco nadie de mi familia…

– ¡Madre del Amor Hermoso! Menudo susto, ¿verdad? Lo siento muchísimo… ¿No es usted la señora Talytal, de la habitación número XXXXX? Creí que estaba mucho peor de lo que la veo a usted… Y la hacía más mayor… Como de noventa años… Me dijeron que estaba muy enferma, que se estaba muriendo, y he venido a toda prisa….

– Pues va a ser que no. Ni estoy en las últimas, ni me estoy muriendo, Padre, aunque sí estoy en la habitación XXXXX. Resulta que soy la señora Cualycual, no la señora Talytal, y de hecho estoy mucho mejor que cuando ingresé… ¡Y por supuesto, no tengo noventa años! ¿Acaso no lo ve? O ha llegado muy tarde, o su paciente se halla en otra habitación, y gracias de todos modos, Padre, pero ni necesito, ni deseo ni he pedido su, por ahora, Prematura Extremaunción, yo…. ¡Que no me estoy muriendo! Y aunque así fuera…

– Oh, le ruego me disculpe. ¿Seguro que usted no es la señora Taly..?

– ¡Por supuesto que no lo soy! ¿Acaso tengo pinta de estarme muriendo?

-Oh, no, no, ni mucho menos… Pero puesto que ya estamos en ello, y usted está enferma y la han operado recién, supongo… ¿Podría prosseguir con el ritual? ¿Desea confesarse?

¡Dios, no! ¡Ni en sueños!

Pero como soy educadita, y el cura parece ya mayor (difícil encontrar curas jóvenes hoy en día) musito,

-No, no lo deseo, Padre. Ande, llamemos a una enfermera y que le digan dónde ha de ejercer, y déjeme dormir, por favor, que anoche tuve una nochecita de órdago…

-Vale, vale, señora Cualycual,  discúlpeme, siento mucho esa confusión.  Le ruego perdone mi error…

Viéndole azorado, le tranquilizo.

– No pasa nada. Cualquiera puede equivocarse…

-Bueno, bueno, ya me voy…

El buen cura recoge sus cosas – el misal o libro de rezos, la aceitera con los óleos que comenzase a administrarme, la casulla o estola o comosellame… metiéndolo meticulosamente en su maletín.

-Que Dios le dé un buen día, señora… Si lo desea, puedo pasar en otro momento a confesarla, o a darle la Eucaristía… O si lo prefiere. hablamos un poco… Si quiere volver a Dios, nuestro Padre, si se ha alejado de Él…

-Gracias, pero no, Padre…

En éstas, entra una enfermera a comprobar mis constantes vitales. Se sorprende casi tanto como yo al ver al cura en mi habitación. Aclarando el asunto, resulta finalmente que al parecer sí hubo una señora Talytal aquí antes de que me adjudicasen esta habitación, pero que se la tuvieron que llevar a la UCI de urgencias y al estabilizarla la devolvieron… A la habitación contigua a la mía.

Otra Karmavalada tuya, mi fastidioso Karma…. ¿eh?

peace-love-karma-funny

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

NAUGHTY KARMA: KARMAMICON II (ENGLISH)

A NON-FICTION blog where “truth is stranger than fiction”, expressing pent-up feelings at will, freedom of speech invoked, with literary sarcasm, irony, satire, acerbic humor and criticism, depicting how weird karma keeps life far from being boring, through some spicy real life anecdotes. - WARNING: Author may include adult themes, explicit situations and strong language. Don't read if easily offended.

simple Ula

I want to be rich. Rich in love, rich in health, rich in laughter, rich in adventure and rich in knowledge. You?

Mis Americas

Anécdotas y comentarios donde "la realidad supera a la ficción" , desfogando libre expresión, no aptos para menores, con sarcasmo literario, insólito anecdotario.

Cinezin

El cine, un fragmento de la vida

elmejorviajedelmundo

fuimos sedentarios, somos nómadas.

El templo de Salomón

Describir la tragicomedia de la vida y comparaciones.

XIBALNETA

calaix de sastre en català per al meu plaer d'escriure

RAPSODÍADA

Fragmentos de ficcion propia en verso y en prosa,

AVIESO KARMA: KARMAMICON I ESPAÑOL

Anécdotas y comentarios donde "la realidad supera a la ficción" , desfogando libre expresión, no aptos para menores, con sarcasmo literario, insólito anecdotario.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: