NO PUEDES BURLAR AL KARMA… PREÑANNIUM 1: LA VENGANZA DEL NENE PSICÓPATA QUE ODIABA A LAS MUJERES EMBARAZADAS.

27 abril, 2017 • Por Karmamicon

HISTORIAS DE TERROR EN EL PARTO

Siguiendo con el tema de los hospitales, me viene a la cabeza mi primeriza experiencia como madre, en la hora del parto, que narro en esta entrega, a la cual, parafraseando los títulos de la serie de películas  basadas en ciertas novelas de Stieg Larsson, he rebautizado como “Preñannium”

No, no es una historia de terror, ni un thriller, lo que voy a contar ahora, aunque sí fueron las trece horas más horrorosas de mi vida por lo que a experiencias dolorosas se refiere… Una vez pasó el efecto de la epidural, claro.

Aunque mi embarazo tampoco fue fácil. Mayormente porque, como Bridget Jones cuando finalmente quedó embarazada, yo también fui una mamá añosa (¡’Aunque no tanto como ella!! ¡Que yo era como seis añitos más joven!) El embarazo en sí, fue bien.

Lo que no fue tan bien fue que, uno de esos inimPUTAbles ni-nis del carajo, más zumbao que un zángano psicópata, tenía una fijación contra las embarazadas de muy señor mío, a lo Psicosis con toques de Chucky, el  muñeco diabólico, y la tomó conmigo, cómo no, por obra y gracia del avieso Karma.

ninos_asesinos_620x320

Cosa, de la que me enteré a posteriori, para mi desgracia. Dicho por el policía que me atendió. Para colmo de males, el susodicho jodido asqueroso inestable rezumbao odioso ni-niato del corrón capullo de mierda… Ni siquiera era alumno directo mío. Pero como Profe de guardia, sí que yo tenía que hacerme cargo de su clase en ausencia de un camarada profe si se daba el caso, y el caso es que se dio, estando yo embarazada de siete meses.

pregnant-518793_960_720                                   

Tuve que separar (como pude, con mi sietemesino barrigón) al susodicho que así, por un cruce de cables, atacó a un compañero, iniciando una pelea que, por un despiste del maldito karma, pude por fortuna abortar. Le sancioné, atendiéndome a las normas de convivencia del centro, dando parte de su agresividad al jefe de estudios, siguiendo el protocolo, razonando con él y haciendo lo que se supone que un profe debe hacer para reconducir conductas inadecuadas.  Pasó la hora del patio, pasaron las clases de la mañana, todo el mundo fue a comer, y yo tuve que volver al insti para las classes de nocturno. Una, que es pencona.

Lo último que esperaba fue encontrarme de nuevo con el susodicho jodido asqueroso inestable rezumbao odioso ni-niazo del corrón en el primer piso justo cuando iba a bajar las escaleras para ir a mi clase de nocturno de la planta baja. En aquel entonces no teníamos ascensor en el centro, porque el edificio era antiguo y no se estilaba, eso de poner ascensor. Lo cual era un preñazo si estabas muy preñada e ibas cargada de libros, radiocasette, tiza, borrador, dossieres, estuche, linterna, etc.

 

Y las escaleras sirven para eso, ¿no? Y, como en el dibujo de arriba, también sirven para empujar a las profes embarazadas escaleras abajo, en venganza porque cumplieron con su deber, impidiendo una pelea en clase, jodiéndole la diversión a un niñato de navajazo fácil… A ver si, por haber osado abortarle la puta pelea, conseguía el niñato, si no que la maldita profe embarazada se rompiese la crisma, que abortase su paquete, supongo… Por causas naturales de un quasi-homicida empujoncito de nada.

Sí, queridos lectores. El susodicho inimPUTAble me dio un solemne empujón en lo alto de la escalera, estando yo de siete meses, con un barrigón que pa qué, cargada con los dossieres de mis alumnos de nocturno, que recogi en mi oscuro seminario… Y la venganza del nene psicòpata que odiaba a las mujeres embarazadas casi me cuesta el embarazo.

fapre

Y merced a mi aciago Karma, me di un soberano morrón, rodando imparable hasta el rellano inferior entre papeles y libros. Por supuesto, el susodicho jodido asqueroso inestable rezumbao odioso ni-niazo del corrón se dio a la fuga, carcajeándose como un loco por los oscuros corredores del insti. Oscuros, porque en las invernales noches de diciembre sólo se iluminaban los lugares con alumnos, quedando los pasillos en la penumbra. Por eso llevava una linterna…

Naturalmente, la conserje del nocturno oyó el jaleo montado, y con dos alumnas mías, se lanzó al rescate. Las tres corrieron, raudas, a mi lado, a socorrerme, al ver el desaguisado.

caiguda1

Gracias al gracioso aspirante a asesino de embarazadas, pasé los siguientes dos aburridos meses en completo reposo, con una baja por riesgo en el embarazo, para no perder a mi primogénita, sin poder apenas levantarme más que para ir al baño. Aunque, en el fondo, me alegré de no tener que volver a ese antro de fieras diurnas inimPUTAbles en mi estado…

Por suerte, aparte del susto y del forzoso reposo, ni mi primogénita dentro de mi abultado vientre, ni yo, sufrimos otros percances. La conserje llamó a la policía  – porque el nene aprovechó para vandalizar el centro en un ataque de rabia imparable al parecer –  a una ambulancia – porque yo sentía contracciones y temía haber roto aguas en mi aparatosa caída – y a mi marido, que a estas horas del nocturno ya estaba en casa. En el hospital no vieron nada preocupante, aunque estuve veinticuatro horas en observación. Mi marido fue a tramitar mi baja por riesgo en el embarazo y yo pasé unas felices navidades encamada – o yendo de la cama al sofá y viceversa – tragando toda la tele que no solía ver y leyendo libro tras libro para distraerme un poco…

Uno de los policías que me atendió, me dijo que el nene en cuestión tenía un historial delictivo por robos con agresión diversos, trifulcas a puñaladas y tráfico de drogas más largo que el cuello de una jirafa, pero al ser menor de edad (en aquel tiempo lo eran hasta los 18) era un inimPUTAble aunque matase a alguien, y que yo no era la primera embarazada víctima de sus iras, pues, efectivamente, el nene odiaba a las mujeres embarazadas con la pasión de un psicótico de película, y ya había agredido a otras aspirantes a mamá preñadas en su barrio.

¿Qué me alegró saber en aquel entonces? Pues por cruel que parezca, y cabreada con el puñetero karma como estoy, que viene pagando todos mis años de voluntariado con putaditas como ésas que vengo contando, lo que me alegró sobremanera fue saber que su Karma, contra el aprendiz de psicópata acabó tornándose, pues al mes de ser yo agredida, vino mi amigo policía a verme y me dijo que habían hallado al susodicho jodido asqueroso inestable rezumbao odioso ni-niazo del corrón apuñalado hasta la muerte en lo que parecía un ajuste de cuentas entre traficantes de tres al cuarto.

Ciertamente, no puedes burlar al Karma. Tarde o temprano, tal haces, tal pagas…

apuñallado

Conste que si llega a matar a mi hija, me la suda si me caen cien años de trullo, que si no lo hubiesen matado otros, lo mataba yo de fijo. Por suerte, Dios no quiso que me matase a mi niña, salvándome de tornarme a mi vez en asesina… Es broma, naturalmente. No sé si tendría ovarios para matar a una mosca, yo. En el fondo, y antes de toparme con mi estresante destino en un centro “de alto riesgo“, yo solía ser una persona muy pacífica.

¡Las vueltas que da la vida, ay Dios…!

Y pese a mis subsiguientes intentos de cambiar de lugar de trabajo, e incluso de oficio, jamás conseguí ir a donde me interesaba, y no podía permitirme quedar en paro.

A estas alturas de mi vida he decidido que tengo los ovarios mejor puestos que nadie, y que, para lo que me queda en el convento…

Aquella noche lo celebré con champán (sí, ya sé que las embarazadas no deben beber. Fue mi única copa en todo el embarazo), mentalmente bailando  y escupiendo en su inimPUTAble tumba.

Y sí, me la suda (la vagina) si el karma me odia por ello. Llevo demasiados años trabajando en un centro “de alto riesgo” tragándome la mierda de tanto inimPUTAble que ni se deja ayudar ni pretende aprender o dejar al menos que otros aprendan, jactándose continuamente de sus ilegales fechorías y amedrentando al personal (con o sin navajas de por medio), amenazando con palizas, propinando dichas palizas (una de ellas me costo un brazo y una pierna rotos a patadas, otra un hombro dislocado, y otra gracieta pseudoaccidental me rompió el dedo corazón de mi mano derecha. ¡Qué gusto tuve dándoles a los ni-niatos mi inmobilizado dedo al no recibir la baja de mi anterior médico! Pero esas son otras histerias – perdón – historias…)

Bueno, continuaré con la historia de mi embarazoso embarazo en otra ocasión.

keep-calm-and-fuck-karma-14.png

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

NAUGHTY KARMA: KARMAMICON II (ENGLISH)

A NON-FICTION blog where “truth is stranger than fiction”, expressing pent-up feelings at will, freedom of speech invoked, with literary sarcasm, irony, satire, acerbic humor and criticism, depicting how weird karma keeps life far from being boring, through some spicy real life anecdotes. - WARNING: Author may include adult themes, explicit situations and strong language. Don't read if easily offended.

simple Ula

I want to be rich. Rich in love, rich in health, rich in laughter, rich in adventure and rich in knowledge. You?

Mis Americas

Anécdotas y comentarios donde "la realidad supera a la ficción" , desfogando libre expresión, no aptos para menores, con sarcasmo literario, insólito anecdotario.

Cinezin

El cine, un fragmento de la vida

elmejorviajedelmundo

fuimos sedentarios, somos nómadas.

El templo de Salomón

Describir la tragicomedia de la vida y comparaciones.

XIBALNETA

calaix de sastre en català per al meu plaer d'escriure

RAPSODÍADA

Fragmentos de ficcion propia en verso y en prosa,

AVIESO KARMA: KARMAMICON I ESPAÑOL

Anécdotas y comentarios donde "la realidad supera a la ficción" , desfogando libre expresión, no aptos para menores, con sarcasmo literario, insólito anecdotario.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: