Fauna “ESÓtica” (Y Post-Obligatoria) – (2) – EL URRACO LADRÓN Y LOS CACOS MACACOS.

Continuando con la fauna “ESÓtica” que el avieso Karma insiste en echarme encima para jorobarme la vida, hoy me apetece hablar del  individuo al que llamo “El Urraco Ladrón” y sus inimPUTAbles compinches, los “Cacos Macacos”

El “Urraco” en cuestión era un gamberroide absentista que, en desgraciadas ocasiones, tenía a bien comparecer por el instituto, aunque raras veces permanecía en su aula. Él y algunos de sus macacos colegas solían corretear por los pasillos para desesperación del profesorado de guardia. Jóvenes, y ágiles, el urraco y sus macacos solían joder al profesorado, especialmente a los que, como yo, ya teníamos una cierta edad y no estábamos en forma para nada.

En mi caso, el “Urraco” y sus “Macacos”  me doblaban en tamaño, cómo no. Para mi pesar no paso del metro y medio, circunstancia que me hace sentir un poco “Linda Hunt”, por eso de ser bajitas ella y yo, aunque la supero por 5 centímetros de nada, y ella (la actriz) está en mucho mejor forma que yo.

NCIS-Los-Angeles-henrietta-hetty-lange-39738296-1333-2000.jpg

El caso es que, cierto día, me hallaba yo haciendo malabarismos ante la puerta de mi departamento, cargada con los libros, CDs (entonces aún no teníamos DVDs), reproductor de CDs y llaves, intentando insertar la llave sin que se me cayera todo. El Urraco, en vez de estar en su clase como debía, había salido, como siempre, a corretear para ver a quién joder aquél día.

Quiso mi maldito Karma que el susodicho y sus compinches, que le andaban a la zaga, se cruzase en mi camino en el momento crucial que he descrito. El muy cabronazo de mierda me da un empujón, me arranca con saña las llaves de las manos, al tiempo que caigo al suelo entre libros, CDs, casettes y reproductor, y se larga corriendo, lanzándole mis llaves a uno de sus cacos macacos, mientras trato de levantarme, dejando el desaguisado de libros y demás equipamiento tirado en medio del pasillo para recuperar mis llaves.

Blackall-2-jumbo.jpgComo el nene era idiota, pues era para mi desgracia el cabecilla de los gamberros de mi grupo de ni-nis, el peor, por supuesto, no le importó un carajo el hecho de que yo conocía su nombre. O tal vez confiaba en su tan cacareada “inimPUTAbilidad”. Ante la imposibilidad de alcanzarle, fui a la sala de guardia pedir un parte de expulsion – cosa que te hace perder un monton de tiempo -, y ayuda para recuperar mis llaves, denunciando la agresión. Pues entiendo que empujar adrede y con saña a una profe, tirándola al suelo, para quitarle lo que tiene en la mano, ES UNA PUTA AGRESIÓN.

Tuve la adicional desgracia de cruzarme con cierto compañero de rango superior, quien escuchó mi queja y petición de ayuda para recuperar mis llaves y recoger todo lo que me habían tirado por los suelos en mi caída, enojada y dolida – no sólo anímicamente, sino físicamente, pues me hice daño al caer, y los dedos – que resultaron rotos – me dolían.

Cuál no sería mi estupefacción y subsiguiente indignación cuando, en vez de tomar medidas, ir a buscar al susodicho urraco ladrón y sus cacos macacos, a quienes identifiqué, exigir el retorno de las llaves y como poco una disculpa, el augusto compañero de rango superior me espeta,

“Pero  nena, ¿Cómo te dejas quitar las llaves?”

¿QUE CÓMO ME DEJO QUITAR LAS LLAVES? ¡¡¡ ¿QUE CÓMO ME DEJO QUITAR LAS LLAVES?!!! ¡ME CAGO EN LA PUTA! YO NO ME “DEJÉ QUITAR” NI LAS PUTAS LLAVES NI LA PUTA MADRE QUE LE PARIÓ!  ¡ME AGREDIERON!

dedas.jpg¡ME TIRARON AL SUELO, ME EMPUJARON, Y ME ROMPIERON DOS DEDOS AL ARRANCARME LAS LLAVES QUE YO NO QUERIA SOLTAR!

Me sentí como si a una mujer agredida, robada, violada, le espetaran “Pero nena, ¿cómo te dejaste violar?” ¡Cuando a una le roban, la violan o la atacan de algún modo, la víctima, estimado señor capullo compañero de rango superior, “NO SE DEJA ATACAR, ROBAR, VIOLAR”, como en aquel entonces me soltó el muy hijoputa misógino!

Considero la actitud de este señor compañero de rango superior como “ACOSO LABORAL”. Para mi desgracia, tuve que tragar mucha bilis.  Finalmente, no recuerdo cómo, conseguí recuperar las putas llaves. Pero el puto Karma ya me había jodido de nuevo, como siempre.

Tuve que ir a urgencias, porque no podía con el dolor en mis dedos. Allí me los inmovilizaron y me mandaron a casa. Conseguí una baja por mano diestra jodida. No me molesté en ir a la poli. ¿Pa qué, si el puto urraco ladrón y sus cacos macacos eran inimPUTAbles y mi propio compañero de rango superior consideró que “yo me había dejado robar“?

Han pasado muchos años desde entonces. No he olvidado el incidente, y  no he perdonado ni al puto cabrón del urraco ladrón y sus cacos macacos, ni al señor compañero de rango superior  que tal lindeza insensible me espetó.

autodefentsa.jpg

¡Reclamo el derecho a la autodefensa!

¿Qué cojones  tenía que haber hecho, yo? ¿Un curso de artes marciales, para saber defenderme por la fuerza y emprenderla a patadas con mis agresores a lo Chuk Norris? ¿Lanzarle el reproductor a la cabeza, y lanzarme sobre él estilo Schwarzenegger, con mi proverbial agilidad de mujer de mediana edad con sobrepeso?

Ah pero claro, lo olvidaba, está eso de que ellos – los menores del culo – me pueden matar y yo no puedo ni rozarles un dedo, o se me cae el pelo, si me acusan de agresora. No,  si ya te digo. Cornuda y apaleada.

¡COÑO, QUE EL MUY CAPULLO ME ROMPIÓ DOS PUTOS DEDOS, JODER! ¡Que me las arrancó literalmente de las manos, SUS MALDITAS LLAVES DE MIERDA! 

No, no les he perdonado, ni a esos niñatos de mierda, ni al capullo del compañero de rango superior de entonces. Por eso, y aprovechando que coincidió con una de mis bajas por agresión, me negué a participar en cierto acto, so capa de “estar ingresada en el hospital” (que lo estaba, pero si hubiese querido podría haber participado económicamente, contactando a alguien y dándole mi parte. No me dio la gana de contribuir, por despecho, porque todavía me duele eso de que “me dejé agredir“.

Naturalmente, nunca les dije nada, a quienes hubiese debido interesar, pero me sale de los ovarios decirlo ahora. Creo que estoy en mi derecho de hacer lo que me venga en gana y participar o no en ciertos actos, si lo creo oportuno. Pero no, aún tengo ese gato en el estómago, ¡PORQUE YO “NO ME DEJÉ” AGREDIR! ¡DÍGANME QUIÉN COÑO “SE DEJA”!)

Que venga Dios y lo vea.

¿Desde cuándo coño uno “se deja agredir y robar“, aunque sólo sean unas putas llaves? Que me muestren a alguien que “se deje”. Manda cojones…

fy.jpgLo único bueno que saqué entonces fue una baja por dedos rotos. Esta vez fueron el pulgar y el indice de mi mano derecha, no el corazón. Lástima, porque no tenía excusa para darles el dedo, aunque disimuladamente cada vez que nos cruzábamos cuando llevaba mi parte de baja lo hice,  eso de “darles el dedo”, hasta que mis dedos sanaron y tuve que volver al maldito ruedo.

Pero lo dicho. Tengo los ovarios mejor puestos que nadie, y me juré a mí misma que conmigo no podrían. 

Y todavía no han podido. pese a que en subsiguiente acoso laboral me lanzaron la inspección encima, aduciendo que daba notas más altas de lo debido. Cuando vino el inspector, vio mis exámenes, mis correcciones de redacciones, mi programación, y no hallaron ni una puta irregularidad en nada. Por suerte lo conservo todo. Y si mis notas discrepaban, sólo era en medio punto por arriba o por abajo de la corrección hecha por su panel de expertos. No pudieron echarme, aunque ganas no le faltaban a cierto sector. Pedí el traslado, amargada, pero no me dieron ninguna de las plazas que quería.

mob.jpgMe juré a mí misma que a mí nadie me echaba, y me  tendrían que tragar por huevos. Y además, ¿Por qué cojones iba a dejarme echar? No, no pude evitar que me agredieran unos putos cacos macacos y su líder, el urraco ladrón, ni “dejarme quitar” sus putas llaves de mierda. Pero no hallarían en mí ni una puta mácula para echarme. No iba a dejarme hundir ni por unos putos macacos,  ni por un jodido urraco ladrón de mierda, ni por compañeros de rango superior que barrían todo bajo la alfombra en vez de apoyar a su propio profesorado.

Para ovarios, los míos.

ovarios fuertes.jpg

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

NAUGHTY KARMA: KARMAMICON II (ENGLISH)

A NON-FICTION blog where “truth is stranger than fiction”, expressing pent-up feelings at will, freedom of speech invoked, with literary sarcasm, irony, satire, acerbic humor and criticism, depicting how weird karma keeps life far from being boring, through some spicy real life anecdotes. - WARNING: Author may include adult themes, explicit situations and strong language. Don't read if easily offended.

simple Ula

I want to be rich. Rich in love, rich in health, rich in laughter, rich in adventure and rich in knowledge. You?

Mis Americas

Anécdotas y comentarios donde "la realidad supera a la ficción" , desfogando libre expresión, no aptos para menores, con sarcasmo literario, insólito anecdotario.

Cinezin

El cine, un fragmento de la vida

elmejorviajedelmundo

fuimos sedentarios, somos nómadas.

El templo de Salomón

Describir la tragicomedia de la vida y comparaciones.

XIBALNETA

calaix de sastre en català per al meu plaer d'escriure

RAPSODÍADA

Fragmentos de ficcion propia en verso y en prosa,

AVIESO KARMA: KARMAMICON I ESPAÑOL

Anécdotas y comentarios donde "la realidad supera a la ficción" , desfogando libre expresión, no aptos para menores, con sarcasmo literario, insólito anecdotario.

WordPress.com en Español

Blog de Noticias de la Comunidad WordPress.com

A %d blogueros les gusta esto: